Coosalud

Todas las noticias

¡Luchemos juntos en contra de la violencia a la mujer!

En Coosalud queremos crear consciencia y hacer entender que la violencia en contra de la mujer es un tema que nos corresponde a todos.

 

Mujeres y hombres somos parte responsable en esta, una de las principales causas de violación en contra de los derechos humanos en el mundo. La violencia no es únicamente manifestada con golpes, la violencia parte desde un mal gesto o una palabra ofensiva cargada de malas intenciones. Es por eso que todos los 25 de noviembre más que de una celebración, somos partícipes de una renovación de intenciones: la violencia contra la mujer debe terminar y nosotros queremos ayudar.

Y esta renovación parte desde conocer cuáles son los tipos de violencia y qué debemos hacer para prevenirla. Según la Organización de las Naciones Unidas, estos son los tipos de violencia que pueden presentarse ante la mujer:

 

  1. Violencia psicológica: su problemática principal se centra en la intención. Es el tipo de violencia que incluye una conducta de menosprecio hacia los valores o la dignidad de la mujer. Se manifiesta principalmente a través de las palabras o los gestos de índole agresivo o negligentes hacia la persona. Incluyen reacciones de celopatía, histeria, negligencia, abandono, acoso, entre otras, que causan problemas de autoestima y de depresión.

¿Cómo la evitamos?

 

-Piensa antes de hablar. Muchas veces no nos damos cuenta del poder de las palabras o incluso de un mal gesto y de cómo esto afecta a los demás, es muy importante tener cuidado de lo que decimos y hacemos para no dejarnos llevar por las emociones.

-La conversación constante también es fundamental para evitar este tipo de violencia. “Hablando se entiende la gente”, reza el dicho popular y es verdaderamente efectivo. La conversación constante ayuda a resolver problemas y evita las discusiones airadas y que pueden derivar en violencia.  

  1. Violencia sexual: se manifiesta a través de conductas que afectan el poder de decisión de la mujer con respecto a su sexualidad. Desde insinuaciones sexuales hasta la obligación de tener relaciones a través de la fuerza. Estas conductas cercenan el derecho a la libre sexualidad y derivan en otros tipos de violencia de igual o peor gravedad.

 

 

 

 

¿Cómo la evitamos?

 

-La principal manera para evitarla es aceptarla, entender que la víctima no es culpable de lo que está ocurriendo y que no hay que juzgarla ante una situación de violencia sexual. Es un paso importante para prevenir este tipo de hechos.

-Modela tu comportamiento: evita comentarios fuera de lugar o que tengan relación con el físico de las personas. Como seres humanos tendemos a no ponernos límites cuando hablamos y muchas veces realizamos comentarios que pueden considerarse sexuales, por eso es importante ser siempre educados en el trato con las demás personas.

  1. Violencia económica: son todas aquellas conductas que menoscaban el patrimonio económico de la mujer a través de acciones que le impiden disponer o disfrutar de sus recursos. Incluye la privación de medios económicos, limitaciones, control de ingresos, entre otras.

¿Cómo la evitamos?

 

-Entender el valor del trabajo para obtener recursos propios en los que tú decides para qué los utilizas. Entender junto a tu pareja que los bienes que poseen son mutuos y que ambos son responsables de ellos.

-Educar a la sociedad ante la igualdad de género y la percepción de compartir recursos en igualdad de condiciones, sin considerar a alguna de las partes superior que la otra.

 

  1. Violencia doméstica: incluye cualquier tipo de agresión sexual o psicológica ante una mujer miembro de la familia, no necesariamente viviendo dentro del hogar. Se estima que es el tipo de violencia más recurrente. Tiene una fuerte incidencia sexual, de hecho, se estima que el 52 % de las mujeres casadas o en pareja sufren este tipo de violencia.

¿Cómo la evitamos?

 

-Evitar el conflicto directo siempre es una media de prevención. Así la situación no pasará a mayores y podrás conversar para solventar el inconveniente e incluso evitar nuevos problemas.

-Denunciar este tipo de hechos. La ONU contabiliza que más de la mitad de las mujeres que sufren violencia doméstica no la denuncian por miedo o por acoso. Es importante denunciar ante las autoridades competentes estos hechos para así concientizar a la población y poder evitar problemas mayores.

  1. Violencia laboral: se manifiesta principalmente en el trabajo. Son aquellas conductas sociales que afectan al crecimiento o promoción de la mujer dentro del trabajo. Se manifiesta en un trato no igualitario hacia la mujer, hostigamiento psicológico, con el fin de lograr su exclusión laboral.

¿Cómo la evitamos?

 

-Promover un trato igualitario dentro de la oficina, respetando aptitudes, antigüedad y capacidades por igual, sin distingo de sexo, raza, religión u orientación sexual.

-Evitar los comportamientos agresivos y de exclusión dentro del ambiente laboral. Mantener relaciones profesionales y que se basen en el trabajo en equipo donde todos participen por igual.

 

Para evitar el maltrato contra la mujer lo primero es concientizarnos de que realmente existe y que únicamente a través del conocimiento y de la educación, podremos disminuirlo. Tú puedes ser parte junto a Coosalud de nuestra lucha por la igualdad de género. ¡Únete a esta causa y tendámosle una mano a las mujeres!

¿DÓNDE
ESTAMOS?

Map marker

¿Has tenido algún inconveniente?

Escríbenos aquí tu pqr
¿CÓMO AFILIARSE AL RÉGIMEN SUBSIDIADO?

¿CÓMO AFILIARSE AL RÉGIMEN SUBSIDIADO?

Ver más
CARTA DE DERECHOS Y DEBERES

CARTA DE DERECHOS Y DEBERES

Ver más
COPAGOS

COPAGOS

Ver más